Soleado día en Villalgordo del Júcar con la V Ruta de Senderismo de la Diputación

Soleado día en Villalgordo del Júcar con la V Ruta de Senderismo de la Diputación

Este sábado, día 9 de febrero, se realizó la quinta prueba de la sexta edición de las rutas de senderismo, que organiza la Diputación Provincial de Albacete, para promocionar tanto el turismo, como el deporte y la cultura que ofrecen nuestros pueblos. Tras el éxito de las cuatro anteriores los senderistas se desplazaron hasta la comarca de Mancha Júcar-Centro, a Villalgordo del Júcar. Una ruta con mucha historia y el río Júcar como protagonista.

Villalgordo del Júcar ofrece muchas e interesantes posibilidades para realizar senderismo, de hecho pocas veces se han repetido las rutas de la Diputación en este municipio, esta era la denominada “Cueva Catalina Cardona”, circular, de 16 kilómetros de distancia, una dificultad media y una duración aproximada de cinco horas. 

Con frío al principio, aunque luego cambiaría a caluroso, comenzaba la ruta, a las 9.00 horas, tras el saludo del alcalde del municipio, José Luis Martínez Cano,  y desde el Paseo de la Familia Gosalvez junto a la Casa de la Cultura. Partía a través del Parque Hondo del Río, donde ya las vistas eran espectaculares, con el Júcar y la amplia cascada que forman la presa antes de llegar al gran ensanchamiento del río que recorre el municipio, subieron por las “Escalerillas” que dan acceso a la carretera CM3114 para cruzar el puente sobre el Júcar.

Bordearon por la izquierda el paraje donde se encuentra ubicado en un entorno muy peculiar, el Palacio de la Familia Gosalvez de estilo Versallesco Francés construido a finales del siglo IXX e inaugurado en 1902 (actualmente en ruinas) pero dignos de contemplar tanto su entorno natural, como las características tan peculiares de este edificio y su entorno, el cual visitaron al regreso.   

Continuaron por un camino y entre pinos y campos de cultivo, paralelo al río Júcar aguas abajo, atravesaron el  Acueducto Tajo-Segura, por cierto a rebosar de agua, hasta llegar entre un pinar  un refugio construido en la guerra civil junto a un campo de aviación, con una entrada por un edificio pequeño y sin tejado, que da acceso a una galería que se adentra bajo tierra y sale en otra ubicación a unos cien metros de esta.

Retrocedieron parte del camino recorrido hasta llegar de nuevo al trasvase Tajo Segura para cruzarlo de nuevo y caminar un buen tramo por su orilla, hasta llegar a El Carmen, pedanía de Casas de Benítez (Cuenca) y volver a cruzar el acueducto hasta llegar a la cueva de Doña Catalina Cardona construida en el siglo XVI. Se trata de una iglesia rupestre que conserva, además, restos de un convento de Carmelitas Descalzas, del siglo XVI, que aparece mencionado en el libro Las Fundaciones escrito por Santa Teresa de Jesús. Estos restos están justo a la izquierda de la entrada de la cueva. La Cueva, actualmente, está totalmente abandonada y su acceso está complicado. Al entrar hay un túnel a la izquierda que está cegado y el de la derecha está abierto con una escalera, excavada en la piedra, que conduce a varios habitáculos. Por su significación histórica ha sido declarada Monumento Histórico-Artístico. En este bello lugar, el Ayuntamiento les tenía preparadas unas riquísimas gachas, con panceta y guarrilla a la lumbre, regadas con el buen vino de la zona. 

Con buen sabor de boca continuaron camino por el margen derecho del Júcar,  río abajo hasta llegar a la Manchega, un paraje en el cual se construyó una Central hidroeléctrica en 1955, todavía en uso, sobre las ruinas de una antigua fábrica de papel continuo de mediados del siglo XIX perteneciente a la Familia Gosalvez. Todavía queda en pie la chimenea que se utilizaba en la antigua papelera y que es la imagen que mejor representa el lugar.

Continuaron la ruta río arriba hacia Villalgordo del Júcar a través de la Vega, zona que está dominada por cultivos agrícolas de regadío y por el bosque en galería asociado al cauce del río Júcar pudiendo observar distintas variedades arbóreas.

Así, con la vista del Villalgordo a su izquierda, y atravesando varias fincas con preciosos ejemplares de encinas a su alrededor llegaron de nuevo a El Carmen, pero ahora para visitarlo, es una pedanía  muy pequeña, con pocas casas pero la mayoría muy bien arregladas, como bien pudieron comprobar en una de ellas, una antigua bodega, que el propietario gentilmente les invitó a visitar por dentro y descubrir las maravillas que escondía. En la parte más alta de El Carmen se encuentra la ermita de la Virgen del Carmen, tiene una capilla rectangular con su retablo y una hornacina de yeso con la Virgen del Carmen, fue restaurada en el año 1993.

Ya solo les quedaba regresar de nuevo a Villalgordo del Júcar, pero antes visitar el Palacio de los Gosalvez de estilo Versallesco Francés construido a finales del siglo IXX ubicado en un entorno muy peculiar, que por desgracia y muchos desencuentros está en un estado lamentable, esperemos que al menos lo poco que queda de este y sobre todo el rico entorno natural sea conservado.

Ya por la tarde, pudieron visitar el museo del envase “Tébar Correas” formado por miles de piezas de todo tipo de envases. 

Impresionante ruta en Villalgordo del Júcar, plagada de  historia y que hizo disfrutar a los cincuenta participantes de esta actividad, y que tanto éxito ha tenido en anteriores ediciones, organizado por la Diputación Provincial de Albacete.

La siguiente cita será el próximo domingo, día 17 de febrero, en Ontur, denominada “Entre Montes”. Una ruta circular, de dificultad media y 20 kilómetros de distancia.

 

 


Publicidad

El Rincón de Valeriano Belmonte

Publicidad

Cityplan

Publicidad

Ley de Segunda Oportunidad

Publicidad

Publíkate

Publicidad

PROGRAMACIÓN SEMANA SANTA ALBACETE 2019

Publicidad

Coníferas del Júcar

Noticias relacionadas