Villarrobledo se queda sin presupuestos

Villarrobledo se queda sin presupuestos

Moyano hacía un símil con una película de Hitchcock, con la única variante de que en el guión ya se sabía quién iban a ser los “asesinos” del presupuesto: Partido Popular e Izquierda Unida. 

Para la responsable municipal hoy es un día triste porque se puede decir que el Partido Popular e Izquierda Unida con el voto en contra de estos presupuestos traicionaron a los ciudadanos de Villarrobledo, a los colectivos, a las asociaciones de diferente índole, a las AMPAS o los clubes deportivos.

Recordaba que hace unas semanas el portavoz de Izquierda Unida, Manuel Clemente, ofrecía una rueda de prensa en la que preguntaba al equipo de Gobierno, qué es lo que se estaba negociando con “el Bloque del Régimen” –en palabras del propio Manuel Clemente- y la portavoz socialista le contestó que su grupo no estaba negociando nada con el Partido Popular, pero parece que el “Bloque del Régimen” ha cambiado de actores y ahora lo conformarían el Partido Popular e Izquierda Unida, polos opuestos que han acabado “pegados”.

Según Trinidad Moyano, Izquierda Unida ha traicionado no solo a sus votantes, sino también a los ciudadanos de Villarrobledo porque dijeron “no” a los presupuestos más sociales de los últimos siete años. Unos presupuestos de vientres millones de euros y que en solo tres años han conseguido rebajar la Deuda Viva del Ayuntamiento en más de tres millones doscientos mil euros. Unos presupuestos que iban a dar carpetazo a la sinrazón de los despidos del Partido Popular, algo curioso porque el señor Clemente votó a favor de la Plantilla del Personal en el Pleno del mes pasado y ahora vota en contra de que el sueldo de esa plantilla que aprobó aparezca en un presupuesto. Por ello, el portavoz de Izquierda Unida tendrá que dar muchísimas explicaciones a todos estos trabajadores, a los que, durante mucho tiempo, él ha sido el adalid de su defensa. Hay que recordar el famoso “Pleno de la Muerte” donde fueron despedidos sesenta y nueve trabajadores y en el que el señor Clemente estaba sentado entre el público. Lo que no era imaginable es que, años después, ese mismo actor pasase de estar entre el público apoyando a los trabajadores despedidos a votar en el mismo sentido que los que fueron los precursores de esos despidos (el Partido Popular).

Tampoco hay que olvidar que el presupuesto  se incluía el cuarenta por ciento de la paga extra que el Partido Popular quitó a los trabajadores y el señor Clemente y la Asamblea de Izquierda Unida tendrá que explicar por qué ahora los trabajadores no van a poder cobrar ese porcentaje. Es importante pensar que las decisiones no deben tomarse a la ligera porque afectan a personas, afectan a familias.
La representante municipal reiteró que tanto los representantes del Partido Popular como el de Izquierda Unida tendrán que explicar por qué este año no se podrán contratar a trece personas con discapacidad menos. Es curioso que en teoría estos grupos políticos luego se “convierten” en los defensores de las personas con capacidades diferentes. Pero solo de cara a la galería, ante la cámara o con los colectivos cuando se hacen la foto, porque cuando su responsabilidad les exige el voto de apoyo en unos presupuestos que contemplan la contratación de esas personas no lo hacen.

Manuel Clemente también tendrá que explicar por qué votó no a la reconstrucción de la Escuela Infantil Municipal Lucas Blázquez, voto en contra de esos ciento veinte mil euros necesarios para las obras de reconstrucción del centro educativo que derribó el Partido Popular durante su legislatura.

También Partido Popular e Izquierda Unida tendrán que explicar a las Asociaciones de Padres y Madres de los colegios porque han votado no a las subvenciones para hacer sus actividades. Deberán explicar porque dijeron no a las inversiones del POS, ciento veinte mil euros para asfaltar calles o a los doce mil euros para las obras de reparación del Molino de la entrada a la ciudad o a la ampliación del aparcamiento público del Hospital General cuando el propio Valentín Bueno se fue a la puerta del Hospital a reclamarlo; han dicho no a la cofinanciación externa que se ha conseguido de la Diputación Provincial; han votado no a la partida económica para el arreglo de los caminos o al arreglo de la plaza de toros; deberán explicar al Club de Baloncesto de Villarrobledo porque dijeron que no al arreglo de los vestuarios, o a los cofrades de la Romería de San Isidro que se quedan sin subvención o a Cáritas que contaba con una subvención para hacer frente al pago de su licencia de actividad, que curiosamente iba en una moción del Partido Popular que fue aceptada para ser incluida en el presupuesto. En el caso de las ayudas para Cultura al no ser aprobados los cincuenta mil euros previstos, nos retrotraeríamos a lo presupuestado en el año 2016, es decir justo el cincuenta por ciento, después de dos años el señor Clemente ha conseguido que en lugar de avanzar en esta materia vayamos para atrás y han dicho que no al director de la Banda de Música, a la compra de partituras, a los grupos locales, a comprar más libros para la biblioteca.

Trinidad Moyano indicaba que pedir está muy bien y luego los grupos políticos que votaron no al presupuesto, no pedirán exigirán, pero ellos han tenido la oportunidad y por sus propios intereses han votado que no. El Partido Popular lo que ha hecho ha sido engañar a los ciudadanos, han presentado enmiendas al presupuesto, muchas de las cuales se han aceptado porque se consideraba que eran buenas para los ciudadanos y ahora votan en contra del presupuesto y por ende de sus propias enmiendas. Lo que han intentado es marear a los ciudadanos durante tres meses. Así, la señora Gutiérrez de un presupuesto de más de veintitrés millones y medio de euros centró su discurso en dos cosas fundamentalmente en que no tenía una relación de las facturas y en que el nuevo presupuesto se había puesto menos gastos para el gasóleo de la calefacción, sin pensar que ahora, hay más calderas de gas natural y por tanto se necesita menos gasóleo.

La segunda Teniente de Alcalde se refería también al concejal de Izquierda Unida y a su Asamblea quienes durante estos tres años han estado lecciones a los demás grupos políticos de izquierdas de cómo llevar “en el ADN la verdadera izquierda” y, al final, tan a la izquierda han querido ir que se han “trasroscado” y han hecho un giro de ciento ochenta grados que ha acabado en la derecha y ayer el concejal de Izquierda Unida se convirtió en la muleta del Partido Popular.

Publicidad

Bruno Sánchez

Publicidad

Contigo Albacete

Publicidad

El Rincón de Valeriano

Publicidad

Coníferas de Júcar

Noticias relacionadas