La Junta ha tenido que mediar en 1400 familias albaceteñas en situación de ruptura durante esta legislatura

La Junta ha tenido que mediar en 1400 familias albaceteñas en situación de ruptura durante esta legislatura

El Programa de Mediación e Intervención Familiar ha atendido en la presente Legislatura a 1441 casos en la provincia de Albacete. Así en el año 2015 fueron registrados 497 casos, 490 en el año 2016, y en el pasado año 454.
 
Así lo ha manifestado la directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma, durante la visita realizada el Punto de Encuentro Familiar de Albacete, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Familia, que este año se conmemora bajo el lema “Familias y sociedades inclusivas”.
 
Coloma ha reconocido la labor de los tres profesionales que desarrollan este Programa de Mediación, e Intervención Familiar, en la provincia de Albacete, y ha resaltado “la apuesta de la Consejería de Bienestar Social y del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page por reforzar este Programa dirigido a familias (padres y madres) e hijos, que se desarrolla en las 5 capitales de provincia y en Talavera de la Reina, Illescas, Alcázar de San Juan y Tomelloso”.
 
Durante el pasado año 2017, la Dirección provincial de Bienestar Social registró 454 casos en el Programa de Mediación e Intervención, con 933 padres y madres beneficiados, - un 22 por ciento del total de la Comunidad Autónoma-, y 826 hijos e hijas beneficiadas, - un 22,8 por ciento de la región.
 
Además, la directora provincial de Bienestar Social ha informado, que en el primer trimestre del presente año 2018, se han contabilizado 192 casos, con 292 padres y madres beneficiados, y 213 hijos e hijas.
 
En este encuentro, la representante de la Consejería de Bienestar Social también ha destacado “el impulso realizado en esta legislatura en  los Puntos de Encuentro Familiar y en los Centros de Mediación Familiar, y ha subrayado el importante papel que está desarrollando la Administración autonómica con estas familias que acuden a estos servicios”.
 
Mediación Familiar
 
La directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma ha explicado que el Programa de Mediación Familiar está dirigido a parejas en situación de ruptura (especialmente aquellas que tienen hijos/as, pero no exclusivamente) y que el objetivo fundamental que persigue es ayudarles a conseguir acuerdos para que su separación o divorcio se realice de la forma menos conflictiva posible, y puedan seguir ocupándose de sus hijos e hijas aunque ellos hayan dejado de convivir juntos.
 
“La mediación familiar es una técnica de negociación que trata de evitar enfrentamientos entre las partes en conflicto y constituye una alternativa extrajudicial para que la pareja pueda resolver los conflictos emocionales y legales relacionados con su ruptura”, ha aseverado Coloma, que ha descrito estos espacios de “neutrales” y que persiguen promover la comunicación, el acuerdo, fomenta la coparentalidad y la adaptación de los hijos a la nueva organización familiar.
 
Orientación e Intervención Familiar
 
Por otro lado, la directora provincial ha detallado que el Programa de Orientación e Intervención Familiar se dirige a familias que por distintos motivos se encuentran en situación de crisis, como parejas que han decidido separarse, familias que demandan asesoramiento con el fin de optimizar su relación, familias que tienen dificultades en la convivencia, que se sienten desbordadas por los problemas relacionados con sus hijos adolescentes, entre otros. Este Programa ofrece ayuda especializada en Terapia familiar, terapia de pareja y toma de decisiones.

Publicidad

Bruno Sánchez

Publicidad

Contigo Albacete

Publicidad

El Rincón de Valeriano

Publicidad

Coníferas de Júcar

Noticias relacionadas