El Gobierno regional ha concedido el Ingreso Mínimo de Solidaridad a 411 personas de la provincia este año

El Gobierno regional ha concedido el Ingreso Mínimo de Solidaridad a 411 personas de la provincia este año

 Un total de 411 personas en la provincia de Albacete se han beneficiado de las ayudas del Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS) durante el presente año 2018, que ascienden a 429 euros mensuales por persona, y que alcanza una media familiar de 501 euros.
 
Estos datos de la aplicación del IMS en Albacete han sido analizados hoy por el delegado de la Junta, Pedro Antonio Ruiz Santos; y la directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma, en una reunión mantenida en la Casa Perona, en la que han resaltado el incremento de esta subvención, -cuya cuantía máxima es equivalente al 55 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional para una única persona, con un complemento del 6,6% del SMI aplicable a otros miembros de la unidad familiar-, la posibilidad de prorrogar más de 24 meses; y la eliminación de la interrupción durante tres meses del cobro anual. 
 
Ruiz Santos ha subrayado que estas convocatorias de la Consejería de Bienestar Social están dirigidas a “familias de la provincia de Albacete con especiales necesidades al carecer de medios económicos suficientes para atender necesidades básicas”, y ha apuntado la especial sensibilidad del Ejecutivo del presidente Emiliano García-Page con estos colectivos, como pone de manifiesto que el presupuesto para el IMS se haya duplicado en los dos últimos años en el conjunto de la Comunidad Autónoma, al pasar de 8,2 millones a 15,4 millones.
 
El delegado provincial de la Junta también ha recordado que la prestación del IMS podrá renovarse más de 24 meses cuando el titular de la unidad familiar tenga a su cargo menores de 16 años y no tenga derecho a una prestación por desempleo, o cuando sea mayor de 55 años y no pueda acceder a un subsidio por encontrase sin empleo.
 
También se aplica, cuando haya sido víctima de violencia de género y continúe en un itinerario de inclusión social, con dificultades para acceder al mercado de trabajo, o cuando se den otras situaciones acreditadas por un trabajador social o técnicos de la Dirección provincial de Bienestar Social.
 
Nuevo Sistema Tecnológico para el IMS
 
Por otro lado, el delegado de la Junta, Pedro Antonio Ruiz Santos, y la directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma han mostrado su satisfacción tras conocer la nueva herramienta tecnológica puesta a disposición de la gestión del Ingreso Mínimo de Solidaridad, fruto de la colaboración de las Consejerías de Fomento y Bienestar Social, a través de las Direcciones General de Acción Social y Cooperación, y Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, respectivamente.
 
Ruiz Santos ha asegurado que esta nueva herramienta “pretende mejorar el servicio al ciudadano, acercarlo aún más a estas personas y familias, que se encuentran en muchos casos en situación de exclusión social”.
 
Por último, han remarcado la importancia de simplificar el proceso de tramitación para las personas beneficiarias, incorporando trabajo colaborativo para los gestores, e informes en formato digital.

 

Publicidad

Coníferas de Júcar

Noticias relacionadas