Un albaceteño participa y obtiene una excelente posición en uno de los triatlones más duros de Europa en Suiza

Un albaceteño participa y obtiene una excelente posición en uno de los triatlones más duros de Europa en Suiza

El Inferno Triathlon, con sede en plenos alpes suizos, catalogado como uno de los triatlones más duros de Europa, ha vuelto a ser una carrera de supervivencia. De los más de 333 participantes que pueden tomar la salida, poco más de 200 pudieron acabar, siendo una de las pruebas con más porcentajes de abandonos por su extrema dureza y condiciones climáticas que ponen el cuerpo al límite. El representante español, de Riópar, Gregorio Díaz Fernández, finalizó en la 24º posición de la general con un tiempo de 10 horas y 11 minutos, tras salir del agua el 107º y llevando a cabo una gran remontada.

Este tiempo sólo ha sido mejorado por dos españoles a lo largo de la historia de esta prueba. “Grego” empleó 59 minutos en los 3.100m de natación en el lago Thun a las 6:30h de la mañana con 13ºC de temperatura ambiente (donde era obligatorio nadar con neopreno), 3h 53 minutos en los 97 km de bicicleta de carretera “sin drafting” con 2200 m de desnivel, 1h 51 minutos en los 30 km de bicicleta de montaña con 1180m de desnivel, y 3h y 24 minutos en los 25 kms infernales para subir desde la localidad de Stechelberg (910m) hasta el Piz Gloria (2970m) con otros 2200m positivos, acabando el mirador James Bond 007.

Además de las pronunciadas pendientes en ciclismo (más del 30%) y a pie (teniendo prácticamente que escalar en algunos tramos), se suma que la temperatura en la cima era de tan solo 6ºC, mientras que en otras zonas más bajas superaba los 20ºC, si bien estos cambios de temperatura tan bruscos son muy duros para cualquier persona, para un deportista le puede llevar a abandonar por hipotermia o por golpe de calor al no haber tiempo suficiente para que el cuerpo se adapte. El grado de humedad era altísimo, lo que propicia una prematura deshidratación que puede derivar en calambres musculares. Es por esto que el nombre de Inferno Triathlon sea una advertencia para aquel que decida inscribirse a la prueba.

Nuestro representante se muestra muy agradecido por los apoyos y muestras de afecto recibidas por parte de sus paisanos, familiares y amigos, así como a su pareja María José Aragón que le ha ayudado con la complicada logística que requiere esta prueba.

Publicidad

Bruno Sánchez

Publicidad

Contigo Albacete

Publicidad

El Rincón de Valeriano

Publicidad

Públicidad

Publicidad

Coníferas de Júcar

Noticias relacionadas