"5 tips para ahorrar en el aire acondicionado este verano" por WannaCash

Agosto, olas de calor y el consecuente aumento de las temperaturas. Sí, entramos en el mes más caluroso del año y con él llega el remedio más común: el aire acondicionado. Por ello, el comparador financiero y de préstamos rápidos con asnef WannaCash.es nos ayudar a usar adecuadamente este aparato para no disparar el gasto eléctrico y evitar llevarte una sorpresa desagradable en el mes de octubre.

El dato es clarividente: se calcula que en agosto el consumo aumenta 7 Kwh respecto a otros meses, lo que se traduce en un gasto adicional de más de 30€ al mes. Y por si fuera poco, el gasto adicional en aparatos antiguos durante una ola de calor podría ascender a 12€ diarios. Por eso, el objetivo es mantener una temperatura agradable en el hogar, a la vez que se reduce el consumo eléctrico. Para ello tan solo tienes que seguir las recomendaciones que te detallamos a continuación. El medio ambiente y tu bolsillo lo agradecerán.

- Mantén una temperatura adecuada. La mayoría de la gente piensa que poner el aire acondicionado a 19 grados es la mejor opción para mantener el frío en el hogar. Sin embargo, expertos, fabricantes y empresas eléctricas coinciden en que es un error y señalan que por cada grado que bajemos el aire acondicionado, subirá alrededor de un 8% el consumo eléctrico. Por ello, lo ideal es mantener el aparato entre los 21º y los 26º. De hecho, el Ministerio de Industria indica que la temperatura ideal a la que deberíamos fijar el aire acondicionado es a 24º.

- Si todavía no tienes un aparato de aire acondicionado instalado en casa, o tienes uno antiguo y estás pensando en adquirir uno, presta mucha atención a la etiqueta energética. Porque aunque pueda suponer un desembolso inicial más grande, decantarte por un aire acondicionado con certificación A+++ te hará ahorrar a medio y largo plazo, ya que son capaces de disminuir la temperatura consumiendo muy poca energía.

- La limpieza y mantenimiento del aire acondicionado, aunque no lo parezca, puede influir notoriamente en tu factura. Saca los filtros y límpialos una vez a la semana, por si se acumula grasa. En caso contrario, un filtro sucio puede provocar una subida en la factura de hasta un 20% por la pérdida de eficacia del climatizador.

- No lo dejes encendido toda la noche. Reseca demasiado el ambiente y, si lo tienes encima y la corriente de aire te da directamente, puede provocarte contracturas y entumecimiento muscular. Además, una vez dormido, nuestro metabolismo basal desciende y se adapta bien a temperaturas cercanas a los 26º y, por lo tanto, te recomendamos refrescar la habitación media hora antes de echarte a dormir o programarlo en cuanto te eches a la cama de tal manera que se apague 30 minutos o 1 hora después, evitando así tenerlo encendido toda la noche.

- Ventila la casa en las horas más frescas y cierra las ventanas en las horas centrales. Puede parecer una obviedad, pero muchas veces dejamos entrar luz por la ventana o por la persiana, haciendo subir la temperatura general de nuestra casa. Por contra, cuando llegue la noche -siempre que refresque- o a primera hora de la mañana, te animamos a ventilar y abrir todas las ventanas para conseguir corrientes de aire frescas que ventilen nuestro hogar.

Publicidad

Bruno Sánchez

Publicidad

Contigo Albacete

Publicidad

El Rincón de Valeriano

Publicidad

Públicidad

Publicidad

Coníferas de Júcar

Noticias relacionadas